Entrevista a Silvia Aliaga y Tatiana Marco, autoras de ‘De Seúl al cielo’

‘De Seúl al cielo’ es la primera novela española ambientada en el mundo de la música pop coreana y todo lo que le rodea. Sus autoras comparten con nosotros qué les hizo empezar en este mundo, así como el proceso creativo entre dos personas. Además nos confiesan su fuente de inspiración y, sobre todo, el futuro del megafamoso (y ficticio) grupo idol R*E*X.

Las autoras Tatiana Marco y Silvia Aliaga. Podéis seguirlas en su Twitter
@saliaga_tmarco

¡Hola! Por favor introduciros a nuestros seguidores.

¡Hola! Somos Silvia Aliaga y Tatiana Marco. Aficionadas al K-pop y a la cultura coreana desde hace años. En noviembre del 2018 y de la mano de la editorial Nocturna, publicamos la novela De Seúl al cielo, ambientada en Corea del Sur y que explora, precisamente, el fenómeno del K-pop.

¿Cómo surgió la idea de una novela ambientada en la industria del K-pop? ¿Cuánto tiempo lleváis siendo fans de este género?

Llevamos siendo fans del K-pop desde el 2009. Desde el principio, echamos de menos poder disfrutar de esta nueva afición en la literatura de nuestro entorno, y nos planteamos la posibilidad de escribir algo nosotras mismas. Sin embargo, no fue hasta el 2011, durante el primer concierto de K-pop en España, del grupo JYJ, que empezó a germinar la idea que se convertiría en De Seúl al cielo.

Al igual que Cris y Paula ¿alguna vez habéis pensado ir a vivir a Corea?

Ninguna de las dos nos lo hemos llegado a plantear nunca. Amigas cercanas han llegado a vivir en Corea durante largos periodos de tiempo y es una experiencia que les ha enriquecido enormemente. En algún momento nos han llegado a causar envidia, aunque la idea de decidir vivir tan lejos de tu país natal y de tu familia requiere mucho valor. Admiramos a la gente que es capáz de hacerlo.

¿Cómo es escribir un libro entre dos personas? ¿Cuáles son las dificultades y partes positivas de escribir entre las dos?

Para nosotras ha resultado una experiencia estupenda. Nos ha enriquecido compartir el proceso de escritura la una con la otra, y hemos salido reforzadas tanto como autoras, como como amigas. Quizá, la parte más difícil consiste en intentar adecuarnos al ritmo vital y disponibilidad de la otra en todo momento. No solo tú marcas los plazos, tienes que tener en consideración a la otra persona.

¿Cuánto tiempo habéis tardado en escribir De Seúl al Cielo? ¿Cómo os lo habéis repartido?

Aunque la inspiración surgió en el 2011, tardamos unos años en ponernos en serio. Al principio, De Seúl al cielo apenas era un esbozo. Teníamos muy claros los personajes y el desarrollo básico de la historia e incluso empezamos a escribir bastantes escenas, pero no fue hasta el 2015, aproximadamente, que decidimos comenzar a trabajar la novela de una forma estructurada y constante.

Nuestro sistema de escritura a cuatro manos parte de la planificación previa de cada capítulo, escena por escena. Al contrario de lo que mucha gente piensa, no nos hemos repartido las voces narradoras sino las escenas. Una vez que una de nosotras ha concluído una escena concreta, la otra trabaja sobre ella, revisandola, y añadiendo sus propios detalles y contenido.

¿Habéis pensado en escribir otro libro juntas u os habéis planteado escribir en solitario?

Aunque no descartamos trabajar en algún proyecto por separado, más a largo plazo, en nuestros dos próximos proyectos seguiremos escribiendo juntas. Uno de ellos se encuentra en un estado muy avanzado, prácticamente terminado. En el otro, estamos trabajando ahora mismo.

¿Qué es lo que más os inspira a la hora de escribir? ¿Tenéis algún modelo a seguir?

La música nos resulta muy inspiradora. Sobre todo, para una novela como De Seúl al cielo, donde tiene una importancia tan capital. Las sensaciones y sentimientos que transmite una canción concreta nos ha ayudado a diseñar personajes y momentos clave. Los títulos de los capítulos de la novela son, en su mayoría, fragmentos de esas canciones que nos han inspirado.

Tenemos varios modelos a seguir en el mundo de la literatura. Admiramos muchísimo a las escritoras Maggie Stiefvater y Susanna Clarke. También tenemos especial predilección por Terry Pratchett. Respecto al panorama literario juvenil nacional, sería imposible enumerar a todas las autoras y autores que nos sirven de ayuda e inspiración cada día. Estamos orgullosas de comprobar cómo la literatura juvenil está brillando de este modo en nuestro país.

Foto: Nocturna Ediciones

¿Os esperabais la gran acogida que ha tenido vuestro libro? ¿Cómo os sentís al ver que gente está conociendo el mundo del K-pop a través de vuestro libro?

Estamos muy contentas con el recibimiento que ha tenido entre los lectores. Éramos conscientes de que existía cierta expectativa al tratar el tema del K-pop, tan de actualidad en estos momentos. Esto nos emocionaba, pero también nos causaba cierta inquietud: Hemos tratado de escribir la novela que a nosotras, como fans, nos hubiese gustado leer y queríamos que los fans del K-pop que se animasen a darle una oportunidad también lo sintieran así. La idea de que algunos lectores se hayan aproximado al K-pop por primera vez gracia a nuestra novela nos enorgullece mucho. Es una de las mayores satisfacciones que supone haberla publicado.

¿Qué personaje os ha gustado más escribir? ¿El más difícil? ¿Con cuál os identificáis más?

Nos ha encantado escribir a Alex. Es el personaje al que mejor se le llega a conocer, más allá de los tres narradores. La idea de poder explorar facetas tan distintas de él según quién estaba en ese momento narrando la escena, resultaba muy atractiva para nosotras.

¿El más difícil? Cris no fue un personaje difícil en sí, y disfrutamos mucho desarrollando su voz narradora, tan particular, pero hay un aspecto sobre ella, bastante delicado, que nos preocupaba no ser capaces de reflejar de forma correcta.

Nos identificamos mucho con Dani, en lo que respecta a su fanatismo por la cultura inglesa. Fue un personaje muy divertido de escribir en ese aspecto.

En el libro se juega con el tipo de papel para separar el cuaderno verde de Cris del resto de la narración, además de varios juegos tipográficos ¿Cómo se os ocurrió la idea?

Fue idea de la propia editorial. Han mimado muchísimo la edición de De Seúl al cielo, desde las ilustraciones de Inma Moya, hasta cada pequeño detalle para diferenciar a los narradores. Nos encantó desde el principio todo lo que nos proponían.

¿Es R*E*X un compendio de todos los grupos mencionados en los
agradecimientos?, ¿en qué grupo os habéis inspirado más?

Es difícil mencionar algún grupo concreto. R*E*X es un compendio de todos y, a la vez, ninguno en especial. Queríamos crear un grupo que pudiese existir en el universo de K-pop real, pero a la vez, que no fuese directamente identificable con ninguno de ellos.

Aun así, el punto en el que se encuentra el K-pop en el momento que arranca De Seúl al cielo, se corresponde más con la realidad del K-pop en el 2010 ó 2011 que con la situación actual, cuando todavía no se había expandido tanto a nivel internacional.

¿Podéis hablar de la la banda sonora?

Fue idea de la editorial incluir una banda sonora al final del libro, para que los lectores no familiarizados con el K-pop pudieran descubrirlo a través de ella, y aquellos que sí lo conocen les sirviese como homenaje a sus grupos favoritos. Fue complicado intentar condensar en ella el espíritu del K-pop, mezclando artistas actuales con otros más veteranos, solistas y grupos, dando cabida tanto al K-pop masculino como al femenino. A su vez, también intentamos, en la medida de lo posible, reflejar a través de esas canciones el espíritu de la propia novela.

En el libro habláis de temas controvertidos del mundo del K-pop como las sasaeng , el control férreo de las compañías, el fanservice, la homosexualidad oculta, etc. ¿Cómo ha reaccionado la gente que no conoce el K-pop sobre esto? ¿Os ha faltado algún otro tema del que queráis hablar?

Las reacciones han sido muy positivas. En general, los lectores han agradecido que la novela haya profundizado en esos temas. Hemos intentado ser muy cuidadosas al tratarlos, intentando no quedarnos simplemente en la superficie del fenómeno del K-pop. Nos hubiera gustado hablar de otros aspectos, que han podido quedar en el tintero, como puede ser la cultura coreana más tradicional. Es cierto que nos hemos centrado mucho en el mundo del entretenimiento y en la vida en Seúl, que no deja de ser una ciudad cosmopolita, y hemos dejado en un segundo plano la tradición. La cultura coreana y la industria del K-pop tiene muchísimos matices interesantes, y no todos podían ser tratados en la novela con el desarrollo que merecían, por lo que tuvimos que decidir focalizar la trama en unos aspectos muy concretos. ¡Quizá en otro momento!

¿Habéis pensado en una segunda parte? ¿sabremos algo más sobre R*E*X?

Hemos percibido en muchos lectores el deseo de que haya una segunda parte: una secuela que retome la historia de los miembros de R*E*X. Aunque la novela es autoconclusiva, hay ciertos aspectos que todavía pueden explorarse, y no descartamos volver a este universo más adelante.

Desde Han-A Madrid agradecemos a Silvia y Tatiana la oportunidad y esperamos que os animéis, si no lo habéis hecho ya, a comprar y leer ‘De Seúl al cielo’.

Deja un comentario

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.