Año nuevo lunar: el año del cerdo

El 5 de febrero se celebra el año nuevo lunar y en Corea del Sur también le darán la bienvenida al año del cerdo. Pese a que se empiezan a llevar a cabo tradiciones del mundo occidental, no cabe duda de que el año nuevo lunar sigue siendo la fecha más importante dentro de la cultura oriental.

Este año 2019 le decimos adiós al año del perro y comenzamos el año del cerdo dorado, o el año del jabalí. La figura del cerdo se relaciona siempre con la riqueza. Este año, al ser el año dorado, esta riqueza se ve multiplicada. El cerdo es el último animal dentro del calendario zodiacal, por lo que tendremos que esperar al 2031 para volver a vivirlo.

En Corea del Sur la celebración del año nuevo recibe el nombre de Seollal (설날). Se trata de un evento familiar y suele durar tres días. Aprovechando estas vacaciones, los coreanos regresan a la casa familiar, para honrar a sus ancestros y pasar tiempo con su familia.

Las celebraciones de Año nuevo, en general, comienzan con la familia vistiendo el tradicional hanbok (한복), llamado seolbim (설빔) para el año nuevo. Ataviados con el traje, proceden a mostrar respeto a sus ancestros mediante la ceremonia ritual de sebae (세배). El sebae es la ceremonia durante la cual los coreanos proceden a realizar respetuosas reverencias a sus ancestros y a los miembros más mayores de la familia. Los más pequeños reciben dinero, sebaetdon (세뱃돈), de parte de los mayores si realizan el sebae de manera correcta y respetuosa.

Una vez terminado el sebae se procede a realizar el charae (차례). El charae es la ceremonia en la que se ofrece comida y bebida a los ancestros en otra muestra de respeto más. A continuación todos los miembros de la familia se sientan a la mesa para comer todos juntos.

El plato tradicional del año nuevo es el tteokguk (떡국). Tteokguk es la sopa de pastel de arroz, ternera, huevo, verduras y, en ocasiones, dumplings. El teokguk le da la bienvenida al año nuevo. Comer tteokguk, por tanto, es muy importante puesto que es una tradición que se ha mantenido a lo largo de todo este tiempo. Incluso hay gente que cree que, si no comes tteokguk, no comienzas el año nuevo.

Cuando el momento formal de la comida y de mostrar respeto a los ancestros termina, los coreanos dan paso a un momento más informal. Durante el resto del día es muy habitual que las familias pasen el tiempo o bien descansando o bien jugando a juegos tradicionales.

Uno de los juegos más queridos por los coreanos para divertirse en esta fecha es el yutnori (윷놀이). Es un juego al que pueden jugar por igual tanto niños como mayores, por lo que es siempre la primera opción. El yutnori consiste en lanzar cuatro palos de madera sobre un tablero. Dependiendo de la posición de los “dados” podrás avanzar en el tablero e, incluso, hacer retroceder las fichas de los otros jugadores.

El día 5 de febrero nos adentraremos en este año del cerdo dorado. Esperamos que sea un año plagado de riquezas y estabilidad. Recordad comer tteokguk para darle la bienvenida. Y, si asistís a alguna celebración coreana, no os olvidéis de felicitar el año: 새해 복 많이 받으세요!

Fuentes:

Deja un comentario

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.