La sociedad civil surcoreana

Una sociedad dinámica y vibrante

Su característica principal es que es muy reivindicativa. Esta se refiere al ámbito de acción colectiva para luchar por valores y realizar acciones, aunque es difícil determinar sus límites. Antes de meterse en detalles, es importante tener claro que tiene una serie de peculiaridades por ser de Asia Oriental:

  • La relación entre el Estado y la sociedad civil. El Estado está presente en todos los rincones de la sociedad. Sin embargo, en las sociedades occidentales, el Estado no es omnipresente debido a los derechos individuales.
  • El sustrato cultural. Es una mezcla entre confucianismo, budismo, occidentalización y cristianismo.

Hay dos grandes momentos de la sociedad civil coreana que merece la pena destacar:

  1. Momento predemocrático: Había una gran cantidad de movimientos civiles homogéneos en sus demandas por la democracia. Querían hacerle frente al poder institucional de los militares, era una sociedad muy activista.
  2. Período democrático: Es a partir del 1987. Cambia el perfil de la sociedad civil anterior. Se produce un acercamiento entre el gobierno y la sociedad civil; esta última pierde coherencia porque se multiplican los objetivos que persigue.

1945-1980

En estos años se produce una lucha por la democracia. Además, es el período considerado como la gestación de la sociedad civil. Esta última no se logra consolidar debido a los gobiernos autoritarios y a la represión. En esta época comienza el desarrollo económico y aparecen las clases medias. A su vez, en los años 60, los universitarios consolidan el movimiento social más importante. Este período es llamado la década de oro, y es cuando derrocan a Syngman Rhee. Posteriormente, en 1979, las revueltas de Guanju simbolizaron un movimiento social muy importante. Unieron a estudiantes, a la iglesia, a los sindicatos… Y se llamó movimiento Minjung. Tenía un objetivo claro, conseguir la democracia. Así, esta generación se ha ganado el apodo de generación protesta.

1980-1987

Aquí es cuando los movimientos sociales comienzan a tener un papel más importante. La sociedad civil se institucionaliza y se vuelve un movimiento de poder. Además, la presión social logra que haya unas elecciones (1987) previas a los Juegos Olímpicos de Seúl. Una vez más, tenían el mismo objetivo: conseguir la democracia.

1988-actualidad

La sociedad civil se perfila de nuevo. Comienza a aumentar el número de movimientos y organizaciones (como las ONG). Esta etapa se conoce como la era de la sociedad civil. Por otro lado, en 1997 la crisis económica trae de nuevo un desapego entre la población y el gobierno. Aparecen organizaciones que luchan por los derechos sociales, por el medioambiente… Además, hay muchos más participantes independientes. Por lo tanto, hay una mayor organización.

Como conclusión, en la actualidad los estudiantes han perdido su hegemonía como movimiento principal. La sociedad civil ahora está más institucionalizada. No obstante, también está menos cohesionada. Su objetivo ya no es la democracia, sino que se centra en otros aspectos como, por ejemplo, intentar conseguir la igualdad de género. Además, se empieza a subvencionar la sociedad civil. Se utiliza como un organismo comunicativo, por lo que hoy en día hay menos distancia entre esta y el gobierno. Sin embargo, hay un tema que sigue dividiendo a sus participantes. Este es si se debe perseguir o no la reunificación de ambas Coreas. Una vez más, el tema del paralelo 38 es el protagonista de todas las portadas. Con la situación actual y las cumbres venideras puede que la situación comience a aclararse. ¿Será realmente la reunificación la solución a los problemas de Corea?

Fuente:

  • Universidad de Salamanca. Máster de Estudios de Asia Oriental.

Deja un comentario