La mujer en Corea (I)

Del Confucianismo al #MeToo.

La situación de las mujeres de Corea del Sur ha experimentado grandes cambios. En estos últimos años, en comparación con su situación en Joseon, ha cambiado su papel en la sociedad. Pero, ¿a qué se han debido todos estos cambios?

Imagen del Korean Herald.

La situación de una mujer suele depender de su clase social y de su independencia financiera. En las zonas metropolitanas, las mujeres pueden acceder a una educación, cursar una carrera y encontrar trabajo. Mientras, en las áreas rurales, la mayoría de las mujeres trabajan en una industria primaria y carecen de oportunidades de educación o de empleo.

En la época de los Tres Reinos, era común que los matrimonios viviesen en la casa de los padres de ella. El status de la mujer era mucho más alto que el de los hombres. Incluso, durante los primeros años de Joseon, con el Confucianimso, estas tradiciones no cambiaron.

El confucianismo coreano

El Neo-Confucianismo apareció durante la dinastía Tang  (618-907) en China y llegó a Corea durante el reinado del rey Sejong (1418-1450). Fue entonces cuando las cosas comenzaron a cambiar. Esta doctrina dictaba que las mujeres, tras casarse, tenían el único deber de darles un heredero varón a su marido y a la familia de éste.

En caso de enviudar, no podían casarse de nuevo. Si incumplían esta ley, sus hijos y sus nietos no podrían acceder al examen de servicio civil. Esta prohibición no se aplicaba a los hombres. Ellos disponían del derecho al divorcio, o incluso, podían optar por tener una segunda esposa. Las mujeres no tenían voz en la sociedad. Vivían en una sociedad altamente patriarcal y jerarquizada. Se esperaba de ellas que apoyasen a sus maridos y no les llevasen la contraria.

En la época actual, todo esto ha cambiado. En el tema del divorcio, ambas partes del matrimonio pueden optar a ello, y desde febrero de 2015, el adulterio ha dejado de ser ilegal. A pesar de esto, existe aún estigmas, como por ejemplo, esta mal visto que las viudas se vuelvan a casar.

Influencia del cristianismo en la vida de las mujeres coreanas

Las primeras mejoras para las mujeres llegaron entre los siglos XIX y XX, con el asentamiento del cristianismo. Los misioneros establecieron escuelas modernas por el país y algunas de ellas las dedicaron completamente a la educación de las mujeres coreanas. Hasta entonces, la posibilidad de educación que las mujeres podían tener era mínima o inexistente. Gracias a este acceso a la educación, las mujeres tuvieron un papel importante en movimientos políticos y laborales en el siglo XX.

Colegio durante la ocupación japonesa.

Tras la independencia de Japón, se estableció lo que hoy en día conocemos como República de Corea. En democracia, aquellas mujeres que habían recibido educación, habían trabajado y tenían una vida más o menos pública, lucharon por unos derechos y oportunidades constitucionales igualitarios. Se crearon, por ejemplo, más escuelas dedicadas a la educación en exclusiva de las mujeres. Las graduadas de estas escuelas comenzaron a dedicarse a las artes, la educación, las economía, e igualmente importante, a educar a otras mujeres en la importancia de la igualdad de género. Los éxitos de otras mujeres impulsaban a más mujeres a continuar sus estudios. Cuantos más puestos de importancia alcanzaban las mujeres, más derechos igualitarios se impulsaban.

Fuentes:

Deja un comentario

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.