Mitos: imágenes del folclore coreano

Como en todas las culturas, en Corea también hay elementos mitológicos. Aparecen en la televisión, en los libros o en los cuentos que cuenta la gente. Todas estas criaturas tienen su  propia historia. Están representadas por figuras que podemos encontrar en el día a día, y sus leyendas aún se comparten. Esto hace que la llama del espíritu mitológico de Corea no se apague. A continuación os traemos las más representativas:

Dokkaebi (도깨비).

Es una especie de demonio con rasgos de trol. Según la leyenda, es una criatura traviesa y juguetona que fue creada a partir de objetos inanimados. Se consideran inofensivos y recompensan a las buenas personas. Estos seres llevan varios objetos mágicos con ellos, y entre estos está el gamtu (감투), un gorro que les hace volverse invisibles. Su habilidad, llamada bangmangi (방망이) les permite invocar cualquier objeto que deseen. No obstante, no aparece de la nada, sino que se lo roban a otra persona. Esta es otra de las características de su naturaleza bromista.

Haechi (해치).

Este animal es una mezcla entre un león y un perro. Su característica más destacable es el cuerno que suele tener en el medio de la cabeza. Es tan antiguo como la época Joseon y simboliza justicia. Estas criaturas se situaban en las entradas de los palacios y edificios. Como comían fuego, servían para prevenir los incendios. Pero esta no era su única utilidad, ya que además de proteger contra los desastres naturales, también evitaban las interrupciones y los cambios más bruscos. Esto se debía a que, según la leyenda, con sus grandes bocas se aferraban al pasado y no lo dejaban ir.

 

Gumiho (구미호).

Es un zorro, generalmente con aspecto femenino, que ha vivido miles de años. Este animal es maligno, y se vuelve más poderoso alimentándose de hígados. Puede estar representado tanto como completamente en forma de zorro, como mitad zorro mitad humano.

Chollima (천리마).

Esta criatura es un caballo alado que, según la leyenda, quería ser domado. Como nadie conseguía hacerlo, entonces voló hasta el cielo. Es un animal muy famoso en Corea; además, le da nombre a un pueblo, al equipo de fútbol nacional e incluso a un estudio de cine. La figura del caballo alado, que en sus representaciones más antiguas tenían también alas cerca de los cascos, es muy recurrente en la península.

Gwisin (귀신).

Estos se diferencian de los anteriores en que ya no son animales, sino fantasmas. Representan los espíritus de los fallecidos, y en Corea hay una fuerte creencia en ellos. Generalmente son almas que se quedan en el mundo porque les falta algo por hacer. Normalmente están motivados por la venganza, aunque puede haber diversas razones. Suelen ser mujeres con el pelo largo y negro vestidas de blanco que van acompañadas de una brisa helada.

Bonghwang (봉황).

Este es un pájaro que, según la leyenda, reina sobre el resto de las aves. Aparece en la mitología china también; tiene pico de gallo, cara de golondrina, frente de ave salvaje, cuello de serpiente, parte trasera de ciervo y cola de pez. 

Samjoko (삼족오).

Este es el animal más curioso de todos los que se han citado. Se trata de un cuervo de tres patas que durante la dinastía Goguryeo simbolizaba poder. Según la leyenda, este ave también simboliza al sol, que es donde vive.

 Quilin (길린).

Esta criatura aparece en la mitología de Asia Oriental en general. Se trata de una especie de caballo con rasgos de dragón y cuyo cuerpo está cubierto de escamas. A pesar de su apariencia, es un animal benevolente que se dedica a castigar a las malas personas. Además, su presencia se considera un buen presagio y un símbolo de prosperidad y paz.

Hyeonmu (현무).

También pertenece a la mitología general de Asia Oriental. Es una tortuga negra que se representa con una serpiente enroscada su alrededor. Simboliza el norte, el invierno y el agua.

Cheongnyong (청룡).

Es un símbolo tanto de Corea como de Japón y de China. El cheongnyong o dragón azur representa el este, la primavera y la madera.

Jujak (주작).

El ave bermellón también aparece en varias mitologías asiáticas. Se trata de un ave roja que se parece a un faisán. Tiene un plumaje de cinco colores distintos que se encuentra cubierto de llamas.

Hwang-Ryong (황룡).

Este es un dragón amarillo muy popular, sobre todo, en la mitología china. Representa el cambio el cambio de estaciones y la tierra. Además, según la leyenda, estaba relacionado con el oro.

Baekho (백호).

El tigre blanco es el último de los símbolos que aparecen en las constelaciones chinas. Está acompañado del dragón amarillo, el dragón azur, la tortuga negra y el ave bermellón. Representa el oeste, el otoño y el metal.

 

Fuentes:
  • Wikipedia.
  • Mitos coreanos, de Pegang Juang. Traducción de Kim Changmin / Othón Moreno. Editorial Verbum.

Deja un comentario

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.