Pansori (판소리)

Música tradicional coreana

El pansori (판소리) es una representación artística de música vocal coreana. Pan significa «un lugar donde mucha gente se reúne» y sori, «sonido». Más concretamente, el pansori es un drama musical. Un cantante solista sorigun (소리꾼) interpreta una historia utilizando tres elementos:

  1. Sori, que es la canción.
  2. Aniri, la narración.
  3. Ballim, que serían los gestos mímicos.

Cuando se realiza una representación de pansori, el cantante lleva un abanico en una mano. Además, está acompañado en el escenario por un músico que toca un tambor (북).

Una función de pansori puede durar entre tres y nueve horas. El solista interpreta a todos los personajes de la historia mientras narra. Por otro lado, el músico que toca el tambor lo acompaña con palabras de ánimo conocidas como chuimsae (추임새). Con estos gritos pretende alentar al cantante. A su vez, el público también puede animar la actuación con palabras.

Los registros más antiguos del pansori son del 1754. Aparecen en el Mahwajib, una obra escrita por Yu Jihan en forma de poema y con caracteres chinos. Este libro habla de Chunhyang (춘향), la hija de un kisaeng (기생) o artista de entretenimiento, que se convierte en la esposa de un juez del distrito. Sin embargo, hay muchas teorías con respecto al origen y a la transmisión del pansori. La más aceptada a nivel general en la comunidad musical es la que dice que el pansori fue creado por grupos chang-u. Estos eran artistas de entretenimiento profesionales que representaban artes folclóricas. Según la tradición, estos artistas están relacionados con las chamanes de las tribus. Cuando terminaban sus rituales, sus maridos o hijos (los chang-u), interpretaban obras de entretenimiento utilizando cantos y formas melódicas. Las formas musicales del chang-u son muy similares a las que se pueden encontrar actualmente en el pansori. Por lo tanto, se concluyó que esta forma musical venía del chang-u.

El pansori se representaba en las provincias del sur de Corea. Comenzando con los plebeyos, este estilo musical pronto llegó a las clases más altas. Así, aunque el pansori estaba basado en la música de la gente de a pie, consiguió llegar hasta el rey.

El pansori tiene una estructura musical propia. Se puede explicar a través del jo, jangdan, buchimsae, je, imyeong y de la producción vocal.

Jo (modo): El pansori abarca tanto estructuras modales como métodos de producción vocal. Está relacionado muy de cerca con elementos que son fácilmente comparables al modo y escala en la música occidental. Sin embargo, el jo también incluye los timbres vocales, emociones y sentimientos expresados a través de la voz de los cantantes. Los jo más populares son: gyemyeonjo (tristeza), pyeongjo (frescura y paz), ujo (grandiosidad), gyeongdeureum (alegría), seoleongje (energía).

Jangdan (patrones rítmicos): Son las estructuras rítmicas utilizadas en el pansori. Se combinan con la narración y el flujo de la historia. Dentro del jangdan se pueden diferenciar: jinyang (tempo lento), jungmori (tempo medio), jungjungmori (tempo medio-rápido), jajinmori (tempo rápido) y hwimori (tempo muy rápido). Estos se van alternando según las necesidades de la obra, de su interpretación y de su dramatismo.

Buchimsae (estilos de ornamentación): Las palabras de la historia (사설), se combinan con melodías especiales. Poco a poco, sobre los pulsos no acentuados o fuera de estos, crean una historia.

Je (escuela): Las escuelas tienen diferentes características. Estas suelen variar según la región de origen y el linaje de transmisión. El pansori se ramificó en tres escuelas principales: dongyeonje, seopyeongje y junggoje.

Imyeon (filosofía): Este término describe la condición gracias a la que el cantante puede transmitir de una forma adecuada el profundo significado de la parte textual del pansori.

Producción vocal: Cada región tiene una producción distinta de los tonos vocales. En el pansori se utiliza la respiración abdominal. Así, el aire se conduce a través de las cuerdas vocales. Sin embargo, la laringe permanece tensa, creando un tono áspero muy recurrido a la hora de interpretar escenas dramáticas.

Por supuesto, el pansori sigue siendo muy importante hoy en día. Es un elemento clave de la cultura de Corea, y hay tres óperas que han sido reversionadas. Hoy en día podemos disfrutar de El señor conejo y el rey dragón (2011), Una Chunhyang diferente (2014) y de La canción del acantilado rojo (2015). Estas obras tienen un carácter histórico y tradicional muy grande. Todas ellas forman parte de la cultura de Corea y muestran un lado de la península que no es tan conocido. Con la influencia del k-pop, la música tradicional se ha quedado un poco apartada. Sin embargo, si quieres conocer más profundamente la cultura coreana, ¡no dudes en asistir a una representación de pansori!

Fuentes:

Deja un comentario

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.