Diez artistas coreanos contemporáneos que deberías conocer

Corea del Sur, además de ser uno de los países que más rápido se ha modernizado, también está a la cabeza en el arte contemporáneo. Gracias a la fusión de influencias del budismo y las obras confucianas, así como la cultura popular y los problemas sociales modernos, el arte surcoreano continúa floreciendo e impresionando. Desde esculturas hiperrealistas a obras hechas con hilos, aquí os traemos una guía para que conozcáis a algunos de los artistas contemporáneos coreanos más famosos.

Xooang Choi

Nacido en Seúl, Xooang Choi es un escultor de obras surrealistas e increíblemente hiperrealistas. Su trayectoria temprana consiste en figuras en miniatura que aumentaron su tamaño a finales del 2000. Las obras de Choi no son solamente esculturas, sino preciosas y extrañas criaturas de pesadilla que reflejan temas sociales y revelan facetas de la psicología humana. Su intención es evocar simpatía y comprensión en sus espectadores, creando así obras muy afectivas. Entre sus piezas más famosas está The Noise and Sheddings. Esta está compuesta por 70 cabezas, cada una con una expresión facial diferente, que forman un círculo alrededor del espectador. La obra está hecha de escombros y partes del cuerpo que atraen al espectador mientras este trata de comprender la pieza. Esto hace que surjan preguntas sobre la fragilidad y flaqueza del cuerpo humano. Estas obras son creadas con aceite en resina y en acero, para darle así un aspecto espeluznante de que está vivo. Choi ha expuesto sus obras tanto en solitario como en grupo alrededor de todo el mundo, incluyendo el Gwangju Biennale en el año 2014. 

Jung Lee

Aunque comenzó estudiando periodismo en Corea, Jung Lee se mudó a Londres, donde se graduó en el Royal College of Art con un máster en Bellas Artes. Sus obras consisten en trabajos fotográficos utilizando luces de neón, que suelen estar en áreas aisladas, apartando estos símbolos de sus contextos y significados. Como una coreana en Londres, Jung Lee aprendió inglés como idioma extranjero, lo que forma la base de su trabajo, ya que también utiliza la idea de desmontar el lenguaje y lo que les pasa a las palabras cuando cambian su significado. A Lee la han influenciado un gran número de artistas, como John Baldessari y Sophie Calle. Su trabajo ha sido expuesto en el One and J. Gallery en Seúl, en el Museum of Fine Arts en Houston, y en el Frieze Art Fair en Londres.

 

Lee Bul

Activa desde el 1980, Lee Bul es una escultora y artista que representó a Corea en el Venice Biennale en 1999. Sus obras son inquisitivas, e investigan temas como la autoridad, la política y la sociedad. Estudió escultura en la Universidad de Hongik, y realiza obras mecánicas que atraen a los espectadores. Algunas de sus piezas más conocidas incluyen I Need You (Monument) de 1996, que consiste en una gran escultura hinchada con una foto de Lee delante. Un conjunto de pedales en la parte de abajo le permite al espectador inflar la pieza, relacionando así el título con la misma. Otra de sus obras es la serie de esculturas de ciborgs, que se hizo entre el 1997 y el 2011. Utilizando estos androides, Lee explora nuestros miedos y fascinaciones de una manera insólita. Sus obras han sido expuestas en todo el mundo, alcanzando galerías como el New Museum of Contemporary Art en Nueva York o la Power Plant en Toronto. Sus obras han recibido aclamadas críticas, y la artista fue escogida como finalista para el premio Hugo Boss de 1998 por el Guggenheim Museum en Nueva York. La obra de Lee Bul titulada A Fragmentary Anatomy of Every Setting Sun se puede ver de forma permanente en el Hara Museum ARC desde el 2010.  

Il Lee

Nacido en Seúl pero residente en Estados Unidos, Il Lee es reconocido por sus increíbles dibujos a bolígrafo, pinturas al óleo e impresiones. Sus obras investigan la idea del materialismo y el proceso de crear arte. Las piezas a bolígrafo hacen que el espectador se sumerja en su naturaleza abstracta y en su intrincado diseño. Sus obras han sido expuestas en el Metropolitan Museum of Art en Nueva York, en el Leeum Samsung Museum of Art en Seúl y en el San José Museum of Art. La trayectoria temprana de Il Lee consistía en obras geométricas que mostraban una influencia de lo abstracto, pero su estilo cambió en el 1980 cuando adoptó el bolígrafo como técnica principal. Los gestos y la movilidad son los elementos principales de sus piezas, pudiendo ver claramente los trazos de Il Lee. El tamaño de sus obras cambia, yendo normalmente en aumento, y a veces puede ocupar incluso una pared entera. Los títulos de sus piezas también son muy intrigantes, ya que no tienen elementos descriptivos, y están formados por números y letras. 

Jeongmoon Choi

Con un máster en Bellas Artes en esta misma Facultad de la Universidad de Sungshin. en 1990, Jeongmoon Choi se mudó a Alemania a mediados de ese mismo año, y ha vivido en Berlín desde entonces. Sus obras han sido expuestas en el Moeller de Berlín y en el Kast Project en Plymouth. Su trabajo consiste en piezas intrigantes que sumergen al espectador utilizando luces e hilos en el mismo espacio en el que está. Así, los espectadores pueden moverse por entre estas obras, fascinados por el juego entre las líneas y la luz. Superando los límites del dibujo y las obras in situ, los trabajos de Jeongmoon también consisten en esculturas y en el uso de la arquitectura, revelando cómo el arte puede abarcar distintas categorías. Sus próximas exhibiciones incluyen la Galería Laurent Mueller en París, el Curitiba International Biennal y el Oscar Niemer Museum, Curitiba, en Brasil.

Ham Jin

Utilizando escalas diminutas, Ham Jin es famoso por sus esculturas microscópicas llenas de detalles. Graduado en la Universidad de Kyungwon, Ham Jin crea miniaturas llenas de fantasía e imaginación. Sus minúsculas obras están hechas prácticamente de arcilla polimérica negra, y sus últimas piezas muestran temas macabros y surrealistas. Ham Jin está interesado en las verdades escondidas de la sociedad, que se ven reflejadas en sus obras, haciendo que sus pequeñas esculturas revelen aquello que normalmente no se tiene en cuenta o no se ve. Al no ser, normalmente, más grandes que una uña, el nivel de detalle de las obras de Ham Jin es impresionante. Ha expuesto sus trabajos en el Gwanju Biennale en el 2002, en el Venice Biennale en el 2005, en el Busan Biennale en el 2014 y en la PKM Gallery en Seúl en el año 2003 y de nuevo en el 2011. Su estilo se va desarrollando de manera constante, y las piezas más contemporáneas suelen incluir otros objetos mundanos como insectos muertos, creando pequeños dioramas del día a día.  

Jee Young Lee

Utilizando su pequeño estudio, Jee Young Lee crea infinitos mundos y universos que sobrepasan los límites de sus paredes. Desde el 2007, Jee Young fotografía estos ambientes surrealistas, que actúan como telón de fondo de su imaginación. Las fotografías resultantes están increíblemente detalladas y nunca utiliza el photoshop, revelando su búsqueda de la perfección, y tratando de hacer realidad sus mundos fantásticos. La artista aparece en las fotografías, pero nunca le da la cara a los espectadores. Estos autorretratos tan inusuales también crean tensión entre sus mundos, haciendo que el espectador esté incluso más intrigado en sus lugares inventados. Temas como la identidad y la sociedad son los protagonistas de sus obras. Sus fotografías normalmente captan la atención de los espectadores de manera inmediata, haciendo que sus trabajos se vean más de 500 000 veces en 2 días en Reddit. JeeYoung Lee también ha recibido una gran cantidad de premios, como el Sovereign Art Prize en 2012. Sus obras han sido expuestas en todo el mundo, llegando a galerías como la OPIOM Gallery en el 2014 o en Gallery Nine 5. 

Hong Sung Chul

Graduado en Bellas Artes y con un máster en esta misma disciplina, Hong Sung Chul se especializa en escultura en Seúl justo antes de comenzar a estudiar Comunicación Integrada en el California Institute of Arts. Este autor crea obras muy visuales que rompen con los límites de la fotografía, impresión y escultura. Sus piezas suelen estar formadas por cuerdas elásticas en las que se imprime una imagen, y están normalmente situadas en cuerpos. Entre sus piezas más conocidas está la serie de String Mirror, en la que las manos y otras partes del cuerpo tratan de alcanzar al espectador. Las cuerdas suelen tener distintas distancias de separación entre ellas, añadiéndole una sensación de profundidad a sus trabajos. Utilizando una complicada interacción entre las tecnologías y los medios de comunicación, Hong Sung Chul investiga sobre ideas modernas de la comunicación y un deseo de contacto humano. Su elección de las cuerdas que representan al cuerpo humano también juega con las connotaciones asociadas con el medio, ya que son tanto flexibles como rígidas, como el mismo cuerpo. También evoca las sensaciones de liberación y ansiedad. Sus obras han sido expuestas en galerías por todo el mundo, como en Hada Contemporary en Londres, Galerie Orem en París y Youngeun Museum of Contemporary Art en Kwangju.

Je Baak

Je Baak, un artista especializado en vídeo, fue influenciado por el budismo zen. El resultado ha sido que sus obras multimedia traten de transmitirles a los espectadores una sensación de iluminación y una forma nueva de ver el día a día. El punto central de sus piezas va cambiando constantemente, perdiendo su significado básico y causando que el espectador cree significados nuevos. Entre sus obras más importantes está His Silence, del 2010, que es un conjunto de figuras de poder, como Barack Obama, que aparecen con partes de sus discursos eliminadas para que estos ya no tengan sentido, produciendo contemplación. Otra pieza clave es The Structure, también del 2010, que consiste en las atracciones de un parque de atracciones hechas con puntos en pantallas LCD. Con su exposición, Je Baak crea una tensión entre el placer y el dolor, el miedo y la excitación. Sus obras han sido expuestas en el Hada Contemporary en Londres y en el Art Club 1563, en Seúl.

Do-Ho Suh

Siendo un notable escultor y artista, Do-Ho Suh es más conocido por sus complejas estructuras y trabajos relacionados con los medios de comunicación. Estos incluyen el nylon translúcido Staircase III, que fue expuesto en el Tate Modern, y su hilo de pesca de nylon de color dorado y plateado, titulado Net-Work. Graduado en la Universidad Nacional de Seúl en Bellas Artes y con un máster en esta misma disciplina, especializándose en pintura oriental, Do-Ho Suh se mudó a Estados Unidos, donde continuó sus estudios en la Rhode Island School of Desing y en la Universidad de Yale. Actualmente, este artista vive y trabaja tanto en Nueva York como en Seúl, su ciudad natal, viajando diariamente por trabajo entre ambos sitios. Por esto mismo, el tema de la migración suele verse en sus obras. Sus piezas también analizan la idea de hacer algo para un sitio en particular y las escalas, además de cómo nosotros, como espectadores, ocupamos ese espacio. Las obras de Do-Ho Suh han sido expuestas en el Storefront of Art and Architecture, en la Serpentine Gallery y en el Seattle Art Museum.

Traducción del inglés por Celia Royo del artículo orginal de The Culture Trip.  

Deja un comentario

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.