Receta: hotteok (호떡)

Cómo hacer hotteok (호떡), las tortitas rellenas coreanas, de forma casera.

Aunque para la mayor parte de las comidas de Corea necesitemos ingredientes propios de la península coreana, hoy os traemos hotteok, ¡unas tortitas que podemos hacer en casa con ingredientes de cualquier supermercado!

Relleno de azúcar moreno, miel, canela e incluso a veces cacahuetes, el hotteok es un dulce que se puede encontrar en cualquier puesto callejero en Corea.

Lee con atención las siguientes instrucciones, y 같이 요리해요~! (¡Cocinemos juntos!).

Ingredientes de la masa (para 14-18 unidades):
  • 400 gramos de harina de trigo
  • 60 gramos de harina de arroz
  • 4 gramos de levadura panadera en polvo
  • 10 gramos de azúcar
  • 5 gramos de sal
  • 100 mililitros de agua del tiempo
  • 225 mililitros de leche
Ingredientes del relleno:
  • 150 gramos de azúcar moreno o blanco
  • 75 gramos de cacahuetes molidos o triturados (se pueden cambiar por nueces).
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 50 gramos de miel
Elaboración:
  1. Se mezcla bien el agua del tiempo y la levadura en polvo.
  2. En un bol grande se mezclan las harinas y todos los demás ingredientes, añadiendo al final el agua y la levadura.
  3. Se amasa la mezcla dentro del bol. Cuando coja consistencia se saca y y se pone sobre una tabla de cocina para airearla. Se le añade harina poco a poco hasta que no se nos pegue a las manos.
  4. Se engrasa un bol y se deja reposar la masa en él durante aproximadamente 2 horas, tapándolo con film transparente.
  5. Para el relleno, se juntan todos los ingredientes (una vez el fruto seco que se utilice ya esté molido) y se mezclan con una cuchara.
  6. La masa resultante se divide en porciones de 50 gramos aproximadamente (si nos untamos las manos con aceite es más fácil que no se nos pegue), las amasamos y dejamos reposar unos 15 minutos, cubiertas por un trapo.
  7. Esparcimos harina sobre la encimera y posamos ahí la masa que habíamos dejado reposando durante 2 horas. Hacemos bolitas con ella y las aplastamos con cuidado, colocando una cucharada del relleno, envolviéndolo y cerrando muy bien los bordes.
  8. Se calienta una sartén y se le echa un poco de aceite, repitiendo esto cada vez que se cocine una nueva tanda (entre 2 o 4 tortitas).
  9. Se colocan las bolitas en la sartén y se aplastan un poquito. Se les va dando la vuelta y se aplastan cada poco para que queden finas.
  10. Se cocinan a fuego lento hasta que queden doraditos, ¡y listo!

Fuente:

 

Deja un comentario

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.