La inusual cubertería coreana

Los palillos coreanos (젓가락) son inusuales y únicos. De hecho están hechos del mismo material que los cubiertos occidentales, de acero inoxidable, y son los únicos del continente asiático que se fabrican con este material.

Junto a los palillos se utiliza una cuchara (숟가락), que se usa sólo para la sopa y el arroz, y el conjunto de ambos utensilios recibe el nombre de sujeo (수저). De acuerdo con la tradición coreana los palillos tienen que estar situados a la derecha de la cuchara.

Sujeo, conjunto de cuchara y palillos.

Encontramos varias razones por las que en Corea los palillos están hechos de acero inoxidable. Una de ellas remonta el origen de los palillos de metal al reino de Baekje (18 a. C.- 660), cuando la familia real usaba los palillos de plata para detectar el veneno en la comida. Así conseguían echar a perder los planes de sus enemigos, pues el cambio de color que se produce en la plata al entrar en contacto con un producto químico venenoso les alertaba del intento de envenenamiento. Se cree que los plebeyos de este reino, en su intento de asemejarse a su rey, adoptaron los palillos de acero inoxidable.

Sujeo de la época de Baekje.

Una segunda razón manifiesta que el uso de palillos de acero inoxidable, en lugar de los habituales de madera o bambú que permiten agarrar con mayor facilidad alimentos como el arroz, se debe precisamente a que los coreanos utilizan una cuchara para comer el arroz. Para suplir la desventaja de los palillos de metal a la hora de agarrar determinados alimentos, es habitual encontrar hendiduras en los extremos que los hacen más ásperos.

Otra razón que se baraja es la escasez de madera en Corea del Sur tras la Segunda Guerra Mundial, unida a un excedente de metal (principalmente chatarra).

Sea cual sea la razón, a día de hoy el uso de este material es preferido por los coreanos por ser más higiénico y más respetuoso con el medioambiente.

 

Referencias

Deja un comentario