El jeong coreano

Cariño, amor, afecto, ternura y pasión son los significados que encontramos en el Diccionario de Naver (el principal portal de Internet de Corea del Sur) cuando buscamos la palabra coreana jeong (정). Pero, ¿qué es exactamente jeong? ¿Puede una mismo término expresar sentimientos tan distintos? En este artículo trataremos de esclarecer el significado de este peculiar sentimiento que se atribuye a los coreanos.

Antes de adentrarnos en las características que definen el sentimiento jeong, debemos liberarnos de la idea de que se trata de un sentimiento que pertenece únicamente a los coreanos. En cierta parte, esta afirmación no es del todo incorrecta, pero no porque aquéllos sientan de una manera distinta al resto de la humanidad, sino porque su idioma tiene una palabra específica para designar este tipo de sentimiento que no encontramos en otros idiomas como español o inglés.

Es más, sus vecinos Japón y China también incluyen este sentimiento en su cultura, y el carácter chino que lo representa es usado en los tres países. Ahora bien, el significado que se atribuye a dicho sentimiento varía, aunque sutilmente, en cada uno de aquellos países. En el caso de Corea el significado es más amplio y engloba los conceptos de la cultura china y japonesa.

Jeong es difícil de definir, incluso en el propio idioma coreano. La primera vez que el individuo experimenta jeong es cuando su madre lo sostiene entre sus brazos, de ahí que algunos expertos consideren que su significado es, en términos freudianos, preverbal (se experimenta antes de la adquisición del lenguaje). Podemos entenderlo como una amalgama de sentimientos tales como el amor, la pasión, la simpatía, el cariño, el apego y el afecto. Aún así, todos ellos no acaban de manifestar el sentido adecuado de jeong.

Por un lado podemos entender que jeong implica una profunda conexión hacia algo, hasta el punto de que lo sentimos como parte de nosotros. Este sentimiento puede darse hacia otra persona, pero también hacia un animal, un objeto (una casa, por ejemplo) o un lugar (aquél donde naciste). Se trata de un estado de confort y familiaridad hacia algo que sientes inseparable. En las relaciones interpersonales se parece a los complejos vínculos de apego que se desarrollan en las relaciones matrimoniales maduras. Se trata de un sentimiento más duradero que el amor.

Por otro lado, jeong es el sentido de preocupación y atención por los demás, intrínsecamente relacionado con la colectividad que caracteriza a la sociedad coreana. Esta idea de cuidar de los demás y situar su bienestar por encima del tuyo se experimenta día a día entre los coreanos. Compartir la comida o querer pagar la cuenta del restaurante son algunos ejemplos.

Cuando un extranjero llega a Corea experimenta estas muestras de afecto y hospitalidad coreanas. Así lo describe una chica española, quien tuvo varias experiencias de este tipo a su paso por Corea del Sur:

Me acordé entonces de (…) aquel señor al que un día preguntamos dónde encontrar la estación de metro más cercana y, temiendo que nos perdiésemos, nos acompañó caminando veinte minutos. Al final, el propio señor se perdió, pero hasta que no nos dejó en la misma entrada de la parada y se aseguró de que estábamos bien no se despegó de nosotros con una sonrisa y una inclinación de cabeza.

El sentimiento jeong está tan arraigado en la sociedad y cultura coreana que no podríamos encontrar un mejor símil que el descrito por la autora K. Connie Kang:

Para aquellos que nacimos en Corea, tratar de vivir sin jeong es como comer tres comidas al día sin arroz.

 

Referencias

Deja un comentario