Mujeres de Confort – Las esclavas sexuales para los militares japoneses

El término mujeres de confort era un eufemismo usado para describir a mujeres forzadas a la esclavitud sexual por los militares japoneses durante la Segunda Guerra Mundial.

En la Segunda Guerra Mundial la mayoría de las mujeres vírgenes o casadas de Corea (incluso había chicas de 12~13 años), China, Filipinas y de otros países invadidos por Japón fueron usadas en las estaciones de confort por los militares japoneses. También había mujeres japonesas pero ellas iban voluntariamente para ganar el dinero. Mujeres jóvenes en estos países bajo el control del Imperio japonés eran secuestradas de sus casas. Los japoneses las mentían diciendo que ellas podrían cobrar mucho más que en Corea pero al final ellas cobraban 1 won por hora.

Las que fueron violadas guardaron silencio durante 60 años por pudor o por el trauma que padecieron pero como los políticos japoneses decían que las mujeres de confort fueron “voluntariamente”, ellas se levantaron para testimoniar lo que sufrieron a pesar de la vergüenza. El primer testimonio fue en 1991. Desde entonces las mujeres violadas empezaron a testificar lo que había pasado.

Una de ellas dice: Fui a una tienda de campaña que estaba en la cumbre de la montaña. Entré a la tienda y entraban uno a uno. Así me violaban unos 20 soldados. Y el que estaba detrás abría la campaña para darle prisa. Entre semana desde las 12 hasta las 17 y los fines de semana, desde las 8 hasta las 17. Mi amiga y yo incluso intentábamos suicidarnos. ¿Cómo es posible que los japoneses no nos pidan disculpas? Y las otras supervivientes testificaron que fueron forzadas a tener sexo más de 30 veces al día.

Las mujeres coreanas violadas después de la guerra. Una de la derecha está embarazada.
Una mujer desnuda. Se ve el anillo en su dedo que demuestra que estaba casada.
 
Las mujeres violadas murieron de la enfermedad. Después fueron quemadas.
 
 

El problema actual

En 1993, el Secretario de Gobierno japonés, Kono, aprobó la Declaración de Kono. Este comunicado reconoce que la milicia japonesa controló el sistema de mujeres de confort y que ellas fueron forzadas y pide disculpas a todas las mujeres que padecieron este daño imborrable. Y se comprometió a recompensar a estas personas

Aunque el hecho de que los japoneses violaron y mataron a mucha gente coreana es muy evidente, los políticos japoneses ni compensaron y dicen las palabras absurdas. El Ex-Primer Ministro Abe dijo: Las mujeres fueron voluntariamente, nunca las llevaron por la fuerza. El Alcalde de Osaka, Hashimoto Toru dijo: No hay ninguna evidencia que demuestre que las mujeres fueron por la fuerza.

Además, en EEUU, el Comité de Hechos Históricos (un grupo de intelectuales de derecha japoneses) hizo un anuncio sobre las mujeres de confort: Esas mujeres son prostitutas. Ellas cobraban más dinero que las tropas japoneses.

En 2007 la Resolución sobre las mujeres de confort se aprobó en EEUU, Canadá y Holanda. Y en los últimos años, en las reuniones de la ONU muchos miembros hablan de este tema, lo cual significa que los problemas de las mujeres de confort son muy graves.

Aún así sólo los japoneses están quietos. Aunque hay jóvenes japoneses que piden disculpas por lo que hicieron los soldados japoneses. El día 17 de noviembre es el día de los mártires patriotas. Y las 50 mujeres japonesas que están viviendo en Corea pidieron disculpas por la violación de sus antepasados y el desarrollo de la relación entre Corea y Japón.

Sentimos en el alma los problemas de las mujeres de confort (mujeres japonesas que están viviendo en Corea).

El esfuerzo de las abuelas de confort

A partir del día 8 de enero de 1992 las mujeres de confort hacen una manifestación cada miércoles enfrente de la embajada japonesa en Corea pidiendo el reconocimiento de los hechos por parte del Gobierno japonés y una compensación. Desde entonces hasta ahora ellas la han hecho cada miércoles sin parar, aún así el gobierno japonés está callado. Y el 14 de diciembre de 2011 fue su manifestación número 1000. En este esfuerzo de las abuelas podemos ver el grave daño que han padecido su vida entera. Imaginen, ¿si su madre o su abuela fuera una de las mujeres de confort, estarían quietos ustedes?

Los derechistas y el gobierno japoneses todavía engañan a su población y nunca reconocen su culpa. Por esta razón las abuelas todavía la hacen todos los miércoles aunque ellos no escuchan nada. Y por eso ellas no pueden evitar odiar a los japoneses.

Las mujeres de confort haciendo la manifestación enfrente de la embajada japonesa.

Si los japoneses no quieren ser insultados internacionalmente y quieren amigos de todo el mundo, primero tienen que reconocer su culpa y recompensar a las mujeres que abandonaron su vida por culpa de Japón.

Una abuela está llorando recordando

No sé por qué tenemos que padecer tantas heridas por culpa de Japón. No les hicimos ningún mal a los japoneses.

 Fuente: www.newsis.com; wikipedia; www.hermuseum.go.kr; www.truetruth.org; www.nojum.co.kr.

Deja un comentario