El clima de Corea del Sur y el tifón Bolaven

La península de Corea está situada sólo un poco más al sur que la península Ibérica, sin embargo, sus condiciones climáticas son bastante diferentes a las de España. Lo único en común es que se distinguen cuatro estaciones, aunque sólo primavera y otoño tienen unas condiciones de temperaturas y precipitaciones similares a las nuestras. Las diferencias se basan en la influencia del entorno en el clima de Corea del Sur.

La primavera, entre marzo y mayo, y el otoño, entre septiembre y noviembre, son meses de pocas lluvias y temperaturas suaves y agradables, como en los climas marinos.

La costa occidental, la más cercana al continente asiático, sufre la influencia del clima continental, lo que provoca que los inviernos sean muy fríos. Sin embargo, la costa este está protegida por una cadena montañosa que proporciona inviernos más suaves en ese lado del país.

En verano, Corea del Sur se ve afectada por los vientos del sur y por el Monzón. Estos vientos traen humedad del Mar del Este y el Océano Pacífico dando lugar a un clima subtropical húmedo. De junio a septiembre la temperatura media se sitúa en 26oC, con una sensación térmica mayor debido a la gran humedad. El mes de agosto es, además, muy lluvioso. Sufriendo frecuentes tormentas tropicales y tifones.

Y este verano no ha sido una excepción.

El lunes 27 de agosto el tifón Bolaven entraba en Corea del Sur afectando primero a las islas de Jeju por la noche y siguiendo hacia el norte hasta llegar el martes a la capital, Seúl. Después de las destructivas lluvias que inundaron gran parte del país el año pasado, los coreanos han sido muy precavidos y se han tomado muchas medidas de seguridad para evitar daños por el tifón.

Muchas escuelas han cerrado sus puertas, los aeropuertos han cancelado más de 2000 vuelos, las maniobras conjuntas del ejercito coreano y el ejército estadounidense también han sido, se ha recomendado asegurar las ventanas y los objetos, y no salir de casa, incluso se han cerrado los sitios turísticos.

Y han sido muy acertadas estas medidas pues el tifón Bolaven ha sido el más fuerte que ha sufrido Corea del Sur desde el año 2000. Los vientos han llegado a tener una velocidad de 180km/h.

Como consecuencia del temporal un barco chino fue lanzado contra las rocas, hundiéndose. Los guardacostas surcoreanos consiguieron recoger a una docena de pescadores pero otros cinco murieron y otro está desaparecido.  También debido a los fuertes vientos, 1,9 millones de hogares se han quedado sin electricidad por los cortes en las líneas y muchas casas y campos de cultivo han quedado inundados.

El centro del tifón se encuentra ahora en Corea del Norte y se dirige hacia China. En la mayor parte de Corea del Sur ya se ha recuperado la normalidad, reanudándose las clases y los vuelos, aunque aún quedan casas sin electricidad.

Pero la cosa no acaba aquí pues el tifón Tembin se desplaza desde Taiwan hacia la península coreana y se prevé que cause abundantes lluvias a partir del viernes.

Podéis encontrar más información aquí.

Esperemos que este próximo tifón pierda fuerza y no cause más daños.

Fuente: www.korea.net y otros.

Deja un comentario

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.