Corea móvil

Desde que en 1984 apareciera el primer teléfono móvil en Corea, las perspectivas de crecimiento no han dejado de sorprender en lo que comúnmente llama Enrique Dans como “laboratorio viviente”. Y es que el último anuncio de Samsung no deja indiferente a nadie, cerca de 75000 personas están trabajando en su nuevo modelo Galaxy S3, que ya tiene 9 millones de dispositivos encargados y cuyo nivel de producción no es comprensible en Europa ya que gira en torno a las 4000 unidades diarias y sueldos de 2000 euros por operador, una cantidad nada despreciable en estos tiempos.

Perspectivas de evolución del móvil en Corea (Coms1  2010).

El móvil siempre ha sido un objeto de culto desde que apareció en Corea, mucho más incluso de lo que podamos creer en Occidente, pues intervienen varios factores que han hecho que poco a poco se convierta en un instrumento indispensable para la vida cotidiana en el “país de la tecnología”.

El hecho de que la mayoría de personas se desplace grandes distancias sin usar el coche, la necesidad de crearse una parcela de intimidad dentro de la sobresaturación urbana, la perspectiva de evadirse un rato o la posición social son situaciones comunes dentro de la cotidianeidad coreana.

El móvil lo es todo para mí, es mi vida”, nos explica Young Mi, estudiante de español, “Todo está guardado aquí”.

El móvil termina siendo su talón de Aquiles, absorbe prácticamente todos los momentos del día. El estar conectado o el decir como te sientes, ya sea a través de las redes sociales, mensajería o hablando por teléfono forma parte de una filosofía que muchas veces choca con su aspecto  exterior reservado y frío.

“Para mi, la agenda de contactos es lo más importante”, nos dice Eun Kyung una turista coreana. Unido al cambio de modelo varias veces al año es símbolo de poder social y reconocimiento.

Según datos de Invest Korea, se calcula que prácticamente la mitad de la población concentrada en la provincia de Seúl siguen esta dinámica, dando un paso más con el uso de la televisión móvil a través de DMBO (Digital Multimedia Broadcasting) que incluye un sintonizador diferente al streamming y que es subvencionado de forma gratuita por imposición gubernamental ya que es financiado por LG y Samsung emitiendo seriales y boletines de noticias junto a las últimas novedades en dispositivos.

Aunque ya en 2008, las aspiraciones de Corea del Sur eran ser líder en la venta de móviles, las perspectivas de crecimiento han sobrepasado todos los expectativas, sobretodo con el modelo de Samsung Galaxy S II que, con su tecnología Ice Cream Sándwich y sus descargas gratuitas, han revolucionado la perspectiva de mercado establecida hasta el momento.

El 휴대 전화 o coloquialmente 핸드폰 es usado de forma genérica por el 90% de la población. Se comercializan anualmente una media de 24 millones de terminales proliferando los “teléfonos inteligentes” gracias, entre otros, a operadores locales con una banda ancha inalámbrica muy fuerte impulsada a su vez en gran parte por Samsung Electronics y LG Electronics. De hecho, Corea del Sur es el primer país asiático y tercero del mundo en penetración de smartphones, según eMarketer, después de Estados Unidos y Europa Occidental.

Según Informe 21 los smartphones se han convertido en un caballo de Troya en el mercado coreano para firmas del tipo Google y Facebook, que optimizan sus ofertas para captar todavía más clientes.

Así, Corea del Sur sigue avanzando en el estudio de nuevos materiales como el grafeno y su depuración en la Universidad de Sungkyunkwan, que le ha valido el Nobel de Física, o la Exposición Universal 2012 de la zona costera de Yeosu que durante los próximos tres meses dará que hablar con sus nuevos adelantos tecnológicos.

Deja un comentario